Juan Bautista Maíno, tras los pasos de Caravaggio

Por el Agosto 29, 2016 en BLOG
0
0

Juan Bautista Maíno, nació en Pastrana y siendo muy joven marchó a Roma para realizar estudios de pintura. Allí conoció las obras de Caravaggio que influyeron en su obra. Volvió a España, asentándose en Toledo. Los dominicos le encargaron las pinturas del retablo mayor del convento y en ese tiempo entró en el noviciado. Tras su ingreso en la Orden, fue destinado a Madrid donde ejerció como maestro de pintura del rey Felipe IV, y pintó distintas obras por encargo real como la Recuperación de San Salvador de Bahía, en el Museo del Prado, y distintos lienzos religiosos para conventos de dominicos. A él se debe la iconografía del Milagro de Santo Domingo in Soriano que se propagó por toda España.

Magdalena penitente

Adoración de los pastores (1611-1613) de Juan Bautista Maíno (Museo del Prado, Madrid)

Sobre el autor

Bellezas HabitablesVer todas las entradas de Bellezas Habitables

0 Comentarios

Añadir comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*